La vacunación de chicos de 3 a 11 años arrancará de inmediato. Podría ser el próximo lunes 12, aunque lógicamente Luego, se seguirá con los de 11 años y en escala descendente hasta los tres. Esto se revolvió en la reunión que este lunes realizó el Consejo Federal de Salud (Cofesa), que agrupa a los ministros de Salud de todas las provincias y CABA, con la conducción de la ministra nacional, Carla Vizzotti. En la reunión también se acordó realizar reuniones con la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y con la rama dedicada a la vacunación de Unicef. El encuentro virtual con la SAP ya se estaba concretando en la misma tarde de este lunes. La provincia de Buenos Aires dio el puntapié inicial arrancando con el empadronamiento y el sábado mismo se anotaron 340 mil chicos. Pero en el Cofesa todas las provincias estuvieron de acuerdo, de manera que el proceso de vacunación de menores ya es un hecho.

Es posible que el gobierno porteño, que siempre se diferenció, ponga objeciones y argumente que no hay estudios suficientes, pero la vacuna Sinopharm ya se aplica a chicos en China, mientras que Chile está vacunando a los menores con una vacuna, también china, de menor eficiencia: Sinovac.

Mientras tanto, esta semana habrá muchísimas convocatorias a aplicar segundas dosis porque llegaron 1.600.000 Oxford/AstraZeneca y se dispone de una cantidad similar de Sputnik 2 terminadas por el Laboratorio Richmond. También esta semana vendrá un cargamento de más de 1.600.000 dosis de Pfizer que se utilizarán en los adolescentes.

En el Cofesa se explicó la decisión de la Anmat que el viernes autorizó la vacuna Sinopharm para chicos. Era una resolución esperada dado que el Ministerio de Salud acumuló casi 10 millones de dosis con el objetivo justamente de que se aplique a los chicos de tres a 11 años.

Está claro a esta altura que los menores no transitan la covid en forma grave, pero sí contagian, incluso más que los mayores. Por lo tanto, la vacunación es una forma de cerrarle los caminos al virus, en especial por el peligro de contagio a los padres y abuelos.

La objeción de la Sociedad Argentina de Pediatría y la explicación de un especialista

Quien hizo pública una objeción fue la Sociedad Argentina de Pediatría, que pidió más informes científicos sobre la Sinopharm. El biólogo molecular Ernesto Resnik explicó que en los menores no se hacen estudios de fase 3 de 30 mil o 40 mil personas, justamente porque se trata de chicos a los que no se les puede inocular la vacuna experimental. Sin embargo, Resnik sostuvo que ya hay una enorme experiencia de aplicación en China y ahora también en Chile. Además, la técnica del virus inactivado está probada desde hace décadas. Por el contrario, en una técnica nueva, como la ARN mensajero –Pfizer y Moderna– hay menos experiencia.

Por de pronto, el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, ya lanzó la inscripción de chicos con un fuerte arranque: 340 mil anotados en un solo día y 400 mil durante todo el fin de semana. Según las autoridades de esa cartera, comparativamente, se trata de una altísima inscripción para apenas dos jornadas. Kreplak está a la espera de lo que se decida en el Cofesa para saber el día en que se inicia la vacunación: la Argentina tiene las vacunas necesarias, de manera que la decisión es de política sanitaria. A esto se agrega que se deberá explicar cómo se va a dosificar, ya que lo que se aplica a los chicos es una dosis menor: a veces la mitad, a veces un tercio.

Segundas dosis

Lo que no es materia de debate es el tramo final de la aplicación de segundas dosis: el cálculo es que a mitad de mes podrían estar con vacunación completa todos los que recibieron la dosis inicial. Para ello, llegaron 1.600.000 Oxford/AstraZeneca este fin de semana y la versión es que, desde México, antes del 15 de octubre, llegarán otras 3.500.000 vacunas cuya sustancia activa se produjo en el laboratorio mAbxience de Garín. Con esas cantidades, se completaría la vacunación de todas las personas que están esperando la segunda dosis de esa vacuna.

En cuanto a la Sputnik V, la semana pasada se liberaron 1.600.000 dosis 2, terminadas en el Laboratorio Richmond y hay cinco millones de dosis 1 y 2 pendientes de aprobación del control de calidad. Es muy posible que esta semana se le de el visto bueno a nueva partida.

La cifra de sólo seis fallecidos el domingo y 386 contagios exhibe un descenso que se produce a un ritmo mucho más rápido que el esperado por los especialistas. Una clave fue el retraso de la variante Delta, a partir de las restricciones en los vuelos. Pero a esta altura, con la normalización de las actividades, es posible que suban los contagios, pero la vacunación hará –es la expectativa– que no aumenten los casos graves ni las muertes.